SOBRE NOSOTROS

El trabajo en cuero ha sido para nosotros un proceso de mucho aprendizaje, de estar constantemente estudiando, probando técnicas y procesos que nos han llevado a tener productos de excelente calidad y por supuesto confeccionados 100% a mano. Cada artículo es reflejo de ese aprendizaje, aún guardamos el primer tarjetero que hicimos para no olvidarnos de ese crecimiento.

Antes de llevar a cabo el proceso de confección, pasamos varias horas (a veces días) pensando en productos que no solo se vean bonitos, sino que sean funcionales y prácticos. Cuando tenemos ese resultado, ¡manos a la obra!,Nuestras manos están en cada parte del proceso,  cerciorándose que cada producto que llegue a las tuyas no solo cumpla tus expectativas, sino que supere las nuestras.

 Queremos que BUG esté siempre contigo, que sea algo que pueda perdurar en el tiempo. Algo que puedas pasar a tus hijos y ellos a los suyos. ¿Por qué decimos esto? Porque de alguna forma nosotros hemos vivido eso, nuestros abuelos eran artesanos y de niños estuvimos en contacto con materiales nobles como el cuero o la madera. Y aún tenemos artículos de cuero que ellos usaban, y que ahora no solo son un preciado recuerdo, es algo que hasta el día de hoy sigue cumpliendo el propósito por el cual fueron confeccionados, lo siguen cumpliendo aún después de casi 80 años.

En todos nuestros productos ocupamos cueros chilenos  seleccionados para asegurar la durabilidad y mejor calidad. Los hilos son de trenzado de poliéster japonés, lo que da un acabado resistente y elegante.

Cada pieza de cuero es lijada, biselada y bruñida a mano para tener terminaciones brillantes y que no se desgasten con el tiempo.

BUG es de producción 100% chilena, con productos chilenos.

BUG siempre contigo.